Las ventas de eléctricos peligran por las normas medioambientales europeas, según los ecologistas

banner-abk

T&E denuncia que los fabricantes apuestan por los vehículos híbridos enchufables, algunos de los cuales puede llegar a generar más CO2 que los coches térmicos convencionales

Los objetivos propuestos para el período 2022 y el 2030 en la Unión Europea son son demasiado «débiles» y no obligarán a los fabricantes de automóviles a cumplir con sus planes de producción de vehículos eléctricos. Esto podría
dar lugar a la generación de 55 millones de toneladas adicionales de contaminación por dióxido de carbono (CO2), más del total de las emisiones anuales de vehículos en España, según denuncian desde la organización
Transport&Environment.

De ser así, en el caso de España,
el sector del automóvil apenas contribuiría al objetivo de reducir las emisiones del país en un 37,7% para finales de la década.

La normativa europea en materia de movilidad limpia ha impulsado las ventas de vehículos híbridos enchufables, que ya representan una quinta parte del total del mercado, lo que pone en riesgo la venta de 18 millones de vehículos eléctricos, según sus estimaciones.

T&E y Ecodes sostienen que,
de no fijar objetivos más ambiciosos a partir de 2025, entre los que habría que incluir un objetivo intermedio para 2027 y una reducción del 80% en las emisiones de CO2 producidas por vehículos para 2030, será muy difícil que los Estados miembros alcancen sus objetivos climáticos y de descarbonización comprometidos para esta década.

T&E recuerda que
cuando no están cargados, los híbridos enchufables pueden contaminar más que algunos motores de combustibles fósiles. Esta realidad, además, limita la expansión de los eléctricos puros. De hecho, el análisis concluye que solo durante este año se venderán 840.000 eléctricos menos.

banner marciano
banner haren