La estrategia estatal por la bicicleta estimula su empleo períodico y para el turismo

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha creado «es.movilidad», la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, que guiará las actuaciones del MITMA en temas de movilidad, infraestructuras y transportes en los próximos 10 años.

La Estrategia forma, adjuntado con la Agenda Urbana De españa, el pilar estratégico del Ministerio para enfrentar los desafíos de la movilidad en los próximos 10 años, y se complementa con el avance de la futura Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte.

Las cinco preferencias de la Estrategia se tienen la posibilidad de sintetizar en seguir en la movilidad sostenible por medio de un cambio modal a la bicicleta, fomentar la vida saludable a través de la movilidad activa, explotar el potencial del cicloturismo, promover y resguardar el ocio y el deporte en bicicleta y coordinar la acción del Estado en el impulso de la bicicleta.

banner-abk

Según Javier López, Presidente de AMBE «esta estrategia está llamada a ser la herramienta que deje ofrecer el impulso que precisa la bicicleta en España. AMBE, al lado de la Mesa De españa de la Bicicleta, tuvo un papel primordial en llevar a cabo situación esta estrategia y jugará un papel fundamental en su gobernanza: proseguiremos haciendo un trabajo al lado de la Mesa, las gestiones y otros colectivos corredores para la promoción de la bicicleta y los intereses del campo en este nuevo marco estratégico».

La estrategia intenta contribuir con el impulso de la movilidad sostenible, optimización de la calidad de vida y la salud, disminución de los accidentes de tráfico y su gravedad, optimización de la calidad del aire, promuevo del deporte tal como del ocio y el turismo en bicicleta.

Los pros y los contras

En los últimos tiempos se ha producido en España un incremento importante en la utilización de la bicicleta, constatándose que al empleo lúdico de la bicicleta se ha unido de manera poco a poco más decidida la utilización para los desplazamientos rutinarios en el campo urbano.

El último Barómetro de la Bicicleta en España, anunciado en el mes de noviembre de 2019 por la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB) y la DGT cifra en 2,3 millones el número de bicicletas que se vendieron en España entre los años 2018 y 2019, periodo en el que se produjeron unas ventas en el ámbito del ciclismo por un importe mayor a tres mil quinientos millones de euros. Del mismo modo, el año 2020 acabó con la cifra récord de sobra de un millón y medio de bicicletas novedosas vendidas en España, un aumento del 23 % con en comparación con año previo y el mayor desde el momento en que se disponen registros.

Tratándose de un vehículo con un extenso margen de costes de compra se tienen la posibilidad de localizar modelos para todos y cada uno de los escenarios de poder adquisitivos. La presencia de bicicletas para prácticamente cualquier empleo adjuntado con la presente variedad de costes ha favorecido una cultura nuevo de empleo de la bicicleta, tal como una mejor percepción popular por su carácter sostenible y saludable. Inclinación que se expone en los desenlaces del Barómetro de la Bicicleta, en el que se refleja que tres cuartas unas partes de los hogares españoles (el 71.8 %) tienen una bicicleta.

El movimiento urbano en bicicleta muestra varias virtudes a nivel personal y familiar en oposición al movimiento en vehículo a motor. Entre ellas, se tienen la posibilidad de refererir que el tiempo del camino en bicicleta es mucho más previsible que a través de automóviles a motor, o que contribuye a la economía familiar al achicar el coste en transporte. Además, aumenta la actividad física, tal como la eficacia y la sociabilidad, reduciendo además de esto el agobio. Todas y cada una estas virtudes tienen la posibilidad de conducir a una mayor vivencia del usuario de la bicicleta en oposición al del turismo o aun del transporte público.

Sin embargo, hay algunos causantes que sugieren algunas barreras en el momento de inclinarse por la bicicleta como medio de transporte.

El hurto de bicicletas, en especial en las ciudades, es un inconveniente persistente y en incremento. El 17,8 % de corredores han sufrido un hurto en los últimos 5 años, según el último Barómetro de la Bicicleta.

El relieve puede constituir un obstáculo, en especial en los territorios con una orografía mucho más acusada, pero que puede ser salvable con bicicletas eléctricas o la combinación con el transporte público.

En el caso de incidente, los individuos de bicicleta están mucho más expuestos a daños graves que los clientes de otros géneros de automóviles. Según un análisis de la Comisión Europea, un 8 % del total de muertes en rutas interurbanas se ajusta a corredores y la inclinación va en rápido incremento, con lo que la Comisión trabaja en que la utilización de la bicicleta sea mucho más seguro. En España, el 5 % de la gente fallecidas en incidente de tráfico en 2019 eran corredores.

Las cinco preferencias se impulsarán mediante 10 áreas temáticas, de las que se derivan un compendio de 28 bloques de acciones.

En este ámbito, el promuevo de la movilidad no motorizada, en la que la bicicleta es un factor primordial, debería conseguir un papel mucho más importante del que tiene hoy en dia, prestando asistencia a hallar una movilidad mucho más sostenible, con la conectividad entre métodos y la seguridad como elementos claves para su avance, según recopila el Plan.

Al tiempo que en el campo en todo el mundo, aparte de la Estrategia Ciclista Europea desarrollada por la Federación Europea de Ciclismo (ECF), fué aprobado en el mes de mayo de 2021 el Plan PanEuropeo de la Bicicleta, la presencia de un plan de campo nacional fué una demanda de la red social de apasionados en la bicicleta desde hace unos años.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana intenta que esta forme un punto de cambio en el ahínco general por impulsar la bicicleta en España. De esta forma, desde su aprobación, la sociedad puede conseguir un punto de acercamiento en esta Estrategia y, más que nada, realizar de ella un espacio compartido de trabajo colaborativo hacia un fin común: conseguir todo el valor público que la bicicleta puede prestar.

banner marciano
banner haren