El valor del vehículo eléctrico baja un 50% y recorta distancias con los de combustión

El valor medio de un vehículo eléctrico nuevo vendido a lo largo de este año fué de 41.571 euros, 4.000 euros mucho más que hace un año, pero muy bajo los 47.267 euros a los que se comercializaron a lo largo de 2019.

La diferencia de precio entre turismos eléctricos y de combustión todavía es entre los inconvenientes en el momento de acrecentar de manera importante las ventas, pero la brecha respecto a los de combustión se ha estrechado de forma destacable y las diferencias se han achicado en un 47% desde 2019, siendo hoy de solo 9.658 euros, según datos de MSI otorgados a Unoauto, el portal experto en vehículo nuevo de Sumauto con ocasión de informe anunciado por la asesora BloombergNEF para la Federación Europea de Transporte y Medio Ámbito (T&Y también) sobre la evolución de costes de los modelos mucho más sostenibles en los próximos años.

banner-abk

Esta evolución provoca que la brecha respecto al diésel sea de solo 5.700 euros tras reducirse un 58% desde 2019; y de 13.617 euros para los gasolina, un 40% menos que hace un par de años.

Sabiendo las ayudas del Plan Moves III, aprobado por el Gobierno en la época de mes de abril y que contempla incentivos para promover la movilidad sostenible, este diferencial podría estrecharse aún mucho más e inclusive salir mucho más económico un eléctrico en frente de un diésel. Las ayudas en la situacion de achatarrar un vehículo tienen la posibilidad de lograr los 7.000 euros, lo que dejaría la brecha de costos respecto a los modelos gasolina en 6.617 euros y 1.300 euros en pos del cliente del eléctrico en oposición al diésel.

Este accionar choca con la evolución experimentada por los diésel y gasolina, en tanto que su precio no dejó de subir en los últimos tiempos. En la situacion de los primeros se ubica en 32.573 euros y en los segundos, en prácticamente 28.000 euros. Esto se debe a la incorporación de mucho más tecnología en los automóviles y al encontronazo de normativas, como la de emisiones que entró en vigor el pasado enero y que encarece un 5% de media el valor en medio de la oferta de hoy de automóviles, según Anfac.

Poco a poco más oferta de eléctricos

Este estrechamiento de la brecha de costes en lo que al eléctrico concierne hay que, primordialmente, a la irrupción de sobra modelos en el mercado. A mucho más pluralidad, los costos bajan y se reposicionan en unos escenarios poco a poco más accesibles para el cliente, más allá de que el eléctrico todavía es un vehículo de gama alta y solo al alcance de hogares con rentas superiores a los 2.500 euros, que son 2 de cada diez en este país, según el INE.

La inclinación es, sin embargo, a proseguir reduciéndose los costos, especialmente con la irrupción de sobra desarrolladores en este segmento y apostando por modelos considerablemente más alcanzables. Un caso de muestra muy ilustrativo es el de Dacia, que ha publicado últimamente su modelo ‘Spring’. Su precio de partida es de solo 16.548 euros y, sabiendo las ayudas del Plan Moves III, podría quedarse bajo los 10.000 euros, esto es, en unos escenarios solo vistos en modelos muy particulares como el biplaza Renault Twizy.

Esta reducción de costes está en sintonía con el informe anunciado por la asesora BloombergNEF para la Federación Europea de Transporte y Medio Ámbito (T&Y también), que apunta que los turismos eléctricos van a ser mucho más económicos que los de combustión en 2027. La causa de este abaratamiento se va a deber, en buena medida, a la reducción del precio de las baterías, que podrían ser un 58% mucho más asequibles en 2030.

Se va a poder atenuar de este modo la barrera del precio, que preocupa al 48% de los potenciales usuarios españoles, si bien aún tienen que mejorarse otras caracteristicas como el tiempo de carga (27%), la autonomía (20%) o la red de infraestructuras, que son las considerables intranquilidades para su compra, según el II Observatorio de la Movilidad Sostenible de España efectuado por Grant Thornton y la Fundación Ibercaja.

Según Ignacio García Rojí, representante de Unoauto, este abaratamiento se ha acentuado «por nuestra inclinación del campo. Primero se opta por modelos de la gama mucho más alta, considerablemente más costosos, y se marcha bajando en la escala. Este caso de ejemplo es visible en Tesla en tanto que su lanzamiento inaugural fue el Tesla Roadster y con las ventas de tal modelo desarrolló otros mucho más económicos como el Tesla Model 3».

banner marciano
banner haren